La cinta para esquiadores debutantes de Pajares se instala bajo la nieve

La nieve caída sobre la parte alta de Valgrande-Pajares no ha sido impedimento para que los trabajadores de la estación lenense hayan comenzado con el montaje del nuevo remonte con el que contará el complejo en esta temporada de esquí que está próxima a comenzar. Durante los próximos días, los operarios de la estación trabajarán en el ensamblaje de las piezas y la puesta en marcha de la cinta de debutantes, que estará lista para el comienzo del curso invernal, el próximo día 29 del presente mes de noviembre.

La dirección de Valgrande-Pajares ha podido aprovechar la oportunidad que se planteó tras finalizar la pasada temporada para traer este nuevo dispositivo mecánico. Se trata de una cinta de debutantes que procede de una estación de esquí austriaca, y cuyo precio ha sido de 15.000 euros. Esto significa que el coste ha sido 10 veces menor a la cinta instalada en la parte baja de la estación hace dos temporadas. Eso sí, ese remonte era nuevo y además está capotado, algo que no ocurre con la cinta que se está instalando ahora. Lo cierto es que la política de renovación de remontes de muchas estaciones europeas, que cambian sus dispositivos mecánicos con relativa frecuencia independientemente de su estado, ha sido clave a la hora de que Pajares se pudiera hacer con la nueva cinta, que está «como nueva».

Tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, a finales de la pasada semana se comenzaron a realizar los trabajos de medición en la zona donde se está instalando la cinta, que tiene 32 metros de longitud. Los operarios delimitaron la zona donde se instalaría el remonte y prepararon el terreno para poder proceder a su montaje. El remonte llegaba el lunes en un camión a Valgrande-Pajares, jornada que se utilizó para subir todas las piezas desde la base a la zona alta.

Y ya ayer, y pese a la nieve que cayó en esa zona más elevada del complejo invernal, comenzó el ensamblaje de las piezas que conforman la cinta. El tiempo de montaje será de varios días, y dependerá esencialmente de la climatología que haga durante las próximas jornadas, y que condicionará el trabajo más o menos rápido por parte de los trabajadores de la estación.

La nueva cinta de debutantes será un recurso muy positivo para Valgrande-Pajares, ya que permitirá asegurar casi al cien por cien los programas de Semana Blanca escolar. Durante las últimas campañas, las nevadas están siendo bastante irregulares, y la falta de nieve ha obligado a cerrar o a abrir solo parte de la estación durante bastantes días. La ubicación del nuevo remonte, en la parte alga de la estación, será esencial para que en caso de nevadas escasas, el manto blanco que cubra la parte alta de la estación, se pueda aprovechar para trabajar con los esquiadores noveles y desarrollar así los programas de semana blanca» escolar, que en ocasiones se veían a veces comprometidos.

 

Enlace a la noticia en LNE